¡Empápate de Pollença!

Igual que Costa y Llobera, que supo comunicar la belleza y resonancia clásica del Pi de Formentor, -tarea que ahora se mantiene en las Conversaciones Literarias que allí se desarrollan desde 1959 en el actual Hotel Barceló Formentor- se continúa consolidando el compromiso de este pueblo con el mundo del la cultura en general. Historias que, en definitiva, están a tu alcance para escuchar, sentir, vivir o compartir con quien tu quieras. Si quieres recibir alertas sobre actividades gratuitas, conciertos, espectaculos específicos o conocer más ofertas de cualquiera de los contenidos que tenemos para ti no dudes en suscribirte. ¡Programa tus vacaciones desde ahora mismo!

Muy Nuboso

Temperatura 29,85ºC

Viento 1,6 m/s

Presión 1016 hpa

Humedad 65 %

Pollença, un lugar con historias que contar

Imagínate un lugar que abraza mar azul y hermosas montañas con pinos verdes. Un pueblo donde la pictoricidad de sus paisajes, la cultura y la tradición de su gente harán volar tu imaginación...

Piensa por un momento en el carácter auténtico de un municipio dinámico, con gentes sensibles.

El pueblo cuenta con un centro neurálgico, la Plaza Mayor, donde se concentra la actividad social y una serie de núcleos turísticos que configuran el destino: un puerto, cargado de anécdotas e historias, una serie de calas, como Cala Sant Vicenç, Cala Barques, Cala Carbó, Cala Clara y Cala Molins.

Pollença es un lugar lleno de historias en numerosos lugares, entre ellos el que nos hemos reservado para el final: la península de Formentor. Su playa, su mirador o su faro han sido escenarios de inspiración de muchos artistas que podrás descubrir.

Bienvenido a Pollença, un lugar con historias que contar.

Cómo llegar hasta Pollença

El recorrido desde el Aeropuerto de Palma hasta el municipio es de 60km y puede durar unos 45 minutos.

- Al salir del aeropuerto, debe seguir las señales en dirección a Palma por la autovía Ma-19.
Pasados poco más de 4 Km. tome la salida 3 para incorporarse a la Ma-20 en dirección Oeste.
- Tras 2,6 Km. bordeando la periferia de la capital, deberá tomar la salida 3 incorporándose a la Ma-13 en dirección Inca/Port d'Alcúdia.
- Tras
casi 40 km. tome la salida 40 en dirección a Pollença, pasará por encima de la misma autovía y llegará al desvío que le conducirá al último tramo de unos 10Km. hasta Pollença.

 

Transporte público

- En el Aeropuerto de Son Sant Joan existen paradas de taxis y autocares con la información sobre precios y trayectos.
- El precio del taxi es de unos 70 euros, algo menos desde Palma.
La empresa local de Transporte público (TIB) dispone de una web donde encontrar información sobre esta línea y sus horarios:

> TIB

TripAdvisor

Se trata de la web de viajes más grande del mundo. En ella encontrarás opiniones reales sobre hoteles, restaurantes, atracciones e imágenes de las vacaciones de otros turistas. A través de los widgets que hemos instalado, podrás conocer aquellos rincones de Pollença sobre los que ya se ha escrito en su web y además podrás mejorar las recomendaciones o puntuar tu propia experiencia. No te olvides: Pollença es visitarla, vivirla o sentirla y disfrutarla, pero también compartirla. 


Cala Sant Vicenç, lugar de inspiración de artistas

Disfruta de las calas cristalinas y cuevas prehistóricas

 

La Cala Sant Vicenç es el tercer núcleo urbano en importancia del municipio de Pollença, digno de ser destacado por la tranquilidad y belleza de su paisaje.

La Cala Sant Vicenç está situada entre Coves Blanques y el Cavall Bernat. Durante las primeras décadas del siglo XX, los paisajes cautivaron a numerosos artistas de aquí y de fuera como Anglada Camarasa, Tito Cittadini, Roberto Montenegro, Roberto Ramaugé, Joaquim Sorolla, Llorenç Cerdà, Dionís Bennàssar, Pasqual Roch Minué...

El itinerario empieza entrando por la Avenida del Cavall Bernat desde la que se llega al mirador de cala Barques. A la izquierda, llama la atención una residencia señorial; es la casa de veraneo de Can Franch, familia propietaria de la finca de Sant Vicenç. Se trata de un edificio de estilo neogótico isleño de finales del siglo XIX del arquitecto Joaquim Pavía.

Desde este mirador se puede contemplar una de las imágenes más pintadas del municipio: el Cavall Bernat. Son muchos los artistas de talla y aficionados que han pintado la montaña conocida con el nombre de Cavall Bernat.

Al principio de la escalera de marés que lleva a la playa hay un pequeño jardín con un monumento dedicado al pintor Llorenç Cerdà Bisbal. Bajando por la escalera pueden observarse algunas casas tradicionales que fueron las primeras viviendas de los pescadores, y el Hotel Niu, que durante los años 20 fue la primera pensión de la Cala, regentada por el patrón Toni Niu.

Siguiendo por la carretera, si cogemos la primera calle a la derecha llegaremos a la plaza de Sant Vicenç, conocida popularmente como “la plaza de los pinos”, situada en una antigua cantera de marés. Justo en la parte inferior de las escaleras y entre los pinos, hasta finales de la década de los 70 hubo una pequeña iglesia dedicada a la Virgen del Carmen, construida en la primera mitad de los años 40.

Siguiendo por la calle Cala Clara, desde donde se puede observar esta pequeña calita, y por la calle Temporal, se llega a la vuelta de la “Punta dels Ferrers”. Si miramos hacia la izquierda un poco más adelante veremos un muro a medio construir que recuerda el intento de reconstrucción de la singular Torre de Sant Vicenç, torre de vigía de 1571 que contaba con un cañón (hoy depositado en los jardines Joan March de Pollença). Por una senda se puede bajar hasta el mar en el lugar conocido como el Maressar, desde donde se puede contemplar la transparencia de las aguas de Sant Vicenç.

Pasada la curva se llega a Cala Molins; si giramos a la izquierda y seguimos el camino que transcurre por la orilla del mar llegaremos a Cala Carbó. Regresando a cala Molins podemos seguir nuestro itinerario por la calle Torrent que discurre paralela al torrente de Sant Vicenç. Siguiendo hasta llegar a la urbanización “Los Encinares”, a través de la calle Mestre Paco, se llega a la nueva iglesia de Sant Vicenç, inaugurada el año 1976. Destaca la imagen de la Virgen del Mar, que procede del oratorio de Sant Jordi. Dentro de la misma urbanización, al final de la calle Joaquim Sorolla, hallamos lo que queda de una necrópolis conocida como “Les Coves de l’Alzinaret”. Se trata de un conjunto de cuevas artificiales de la época pretalayótica final, consideradas uno de los mejores monumentos de su género de la Mediterránea Occidental.Actualmente se conservan siete cuevas artificiales funerarias de un conjunto mayor. Fueron construidas hacia el 1600 a. C. y pertenecen a la cultura conocida en Mallorca con el nombre de Pretalaiótico. Actualmente forman un conjunto protegido y puede visitarse libremente.

Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información acerca de las cookies empleadas por el sitio web y acerca de cómo borrar las cookies de su navegador en nuestra Política de Cookies.